Traducir la página

sábado, 21 de marzo de 2020

Explicación sobre la mala calidad de mis Caps (1ª PARTE de 2)

Escribo este mensaje para responder a las críticas por la bajada de calidad de mis captions. Se me acusa de que se están convirtiendo en repetitivas, poco imaginativas y predecibles.
Tengo que admitir de que no es culpa mía. Que conozco los fallos creativos, pero no puedo hacer nada para solucionarlos. Intentaré explicar como se originó el problema y la única solución que he podido encontrar.
Hace un par de meses abrí una cuenta de Facebook para relacionarme con otras escritoras de captions, como imagen de perfil coloqué la foto de una modelo juvenil de 16 años y después añadí cientos de contactos a los que les gustaba esta temática. Entre ellos estaba Gonzaga2.
La primera vez que contacté con Gonzaga2 me dijo que tenía 52 años y trabajaba de camionero en Perú. No tenía hijos y su mujer lo había abandonado por su afición a travestirse.
Era una historia triste y lacrimosa, pero me pareció auténtica y no tardé en sentir simpatía y no dudé en gastar muchas horas chateando con él. Yo me imaginaba que, como todo quisqui, él sabía que mi perfil era una broma, pero resulta que pensaba que mi foto de perfil era auténtica. Me dijo que era muy guapa y quería saber si había trabajado de modelo. Era divertido y decidí seguirle el juego, así que me inventé una vida absurda y maravillosa. Le conté que era la única hija de un padre sueco y una madre francesa, y que por eso era rubia, que me estaba entrenando para conseguir la clasificación para las Olimpiadas en 100 metros braza, que llevaba una media de sobresaliente en mis estudios y que ya había recibido invitaciones para matricularme en Oxford y Harvard pero que seguramente elegiría Milán para estudiar Bellas Artes además de Medicina. También le conté que viajaba continuamente porque trabajaba como modelo de pasarela y que ya había contactado conmigo el “general manager” de “Victoria Secret” para que participara en sus desfiles pero que yo me había negado porque podría ganar más dinero trabajando para la competencia. Y por último le dije la única verdad, que cuando tenía un rato libre me dedicaba a escribir captions de cambio de cuerpo.
Eran historias absurdas, pero Gonzaga2 se las creyó. Me dijo que envidiaba mi vida y que le gustaría ser como yo. No paraba de pedirme fotos y yo se las enviaba de la modelo de mi perfil. Con esta rutina me divertí durante un par de semanas hasta que un día me pidió un gran favor. “Me gustaría que me dejaras cambiar de cuerpo contigo por un día para ver lo que se siente siendo mujer, tan guapa, con tanto éxito y tanto talento” Yo miraba las fotos que le enviaba y me reía. Le respondí: “Estoy de acuerdo en cambiar de cuerpo durante un día, así me quito presión y me olvido durante unas horas de los periodistas que me persiguen a todas partes” Escribí esto entre risotadas que por suerte él no pudo escuchar.
Durante un par de días Gonzaga2 no conectó. Pensé que se había dado cuenta de mi juego y había decidido borrarme como contacto. La verdad es que me daba pena haber jugado con el de esta forma. Pero tres días después volvió a conectar Esperaba que estuviera enfadado y me insultara, pero no. Me abrió una caja de chat y me dio las gracias. Me dijo que había sido el mejor día de su vida, que soy la mujer mas guapa que nunca haya conocido y que fue maravilloso vivir mi vida por un día. De nuevo me volví a reír con ganas. Era una de las cosas mas divertidas que había leído, así que decidí seguirle el juego y le conté que yo también lo había pasado muy bien en su cuerpo, que había sido un descanso manejar un camión por la transamericana y que envidiaba la tranquilidad de su vida. Entonces me hizo una oferta “Si quieres hacemos el cambio definitivo, tú te quedas con mi cuerpo y mi vida tranquila y yo con la tuya y los desfiles de moda” era tan graciosa la oferta que no me quedó mas remedio que responderle que sí. Entonces me pidió una cosa más. “Me tienes que dar también tus recuerdos y tu talento. Necesito saber quienes son tus amigos y todo lo que tu conoces para hacer tu trabajo, ir a la universidad o clasificarme para la olimpíada” No podía soportar la risa cuando le respondí que también se los daba a cambio de que él me concediera los suyos para conducir el camión sin problemas.
Él parecía muy agradecido y me volvió a dar las gracias, me envió un montón de emoticones de besos y desconectó.
Gonzaga2 parecía tan convencido de que podía cambiar de cuerpo conmigo que casi me convence y cuándo desperté al día siguiente tuve que observar mi reflejo ante el espejo para comprobar que nada había cambiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no se moderan los comentarios, salvo que sean maleducados o faltones.
Recuerda que siempre es preferible una crítica negativa pero sencilla que una falsa y halagadora.
Se libre de opinar como quieras y gracias por comentar.