Traducir la página

jueves, 18 de julio de 2019

Yo Era Carmen Sanz (Parte 1 de 2)

Hace 3 años compré el dominio “cambiandodecuerpos.com”, contraté un hosting baratito y puse en marcha un blog de captions en español. Sabía que era difícil atraer a la audiencia porque esta se acumulaba en muy poquitos blogs que se publicitaban unos a otros de una forma endogámica. Durante más de un año estuve haciendo captions que casi nadie leía y que a nadie parecía interesarle. Pero no me importó, apliqué algunos trucos CEO que aprendí en youtube y conseguí que Google me publicitara entre sus primeras entradas del buscador.
De repente se multiplicaron por 100 las visitas, un blog que estaba prácticamente muerto pasó a tener miles de visitas diarias. Y con ello llegaron mis problemas. Era incapaz de contentar a los nuevos lectores. Mis historias les parecían poco interesantes o aburridas. Me acusaban de contar siempre lo mismo y de la misma forma y los lectores que tanto trabajo me había costado conseguir empezaron a marcharse aburridos por mi estilo y predictibilidad. Fue entonces cuando conocí al Nick “en_la_sala_de_Mander” este me hizo un comentario feroz pero sincero sobre una cap que acababa de publicar. Indignada le dije que “es muy fácil criticar cuando sólo eres un lector” El me respondió que “Estaba seguro de que podía hacerlo mejor que yo, que me iba a enviar una cap y que me retaba a publicarla y entonces veríamos quién tenía más visitas y más comentarios elogiosos” Acepté el reto y en la fecha acordada recibí su trabajo. La cap era simple, trataba del visitante de un blog de captions que se transforma en mujer para poder colaborar de forma regular en ese blog. No me parecía una gran idea y tampoco me pareció que hubiera elegido bien la imagen y el desarrollo de la historia. Pero me había comprometido con “en_la_sala_de_mander” y la publiqué, pero hice la pequeña trampa de hacerlo como si fuera mía y sin referir que era una colaboración ajena a la autora.  Para mi sorpresa, la cap resultó ser la más leída en el último mes, tuvo decenas de referencias en otros blogs y multitud de usuarios pedían que convirtiera en saga esa caption y la continuara.
No me quedó mas remedio que admitir mi error a “en_la_sala_de_mander” y pedirle que hiciera una segunda parte. Él me dijo que estaría encantado de ayudarme, pero que “yo había publicado su cap con el Nick -carmencita sanz- y él no podía escribir una segunda parte para que fuera publicada con otro nick” Le respondí “que no se preocupara que yo la publicaría”, y me respondió que “NO, tengo que publicarla yo como si fuera carmencita sanz”. No me dejaba otra opción si quería que continuara la saga debía darle mi contraseña y mi nick.
Lo estuve pensando durante varios días y mientras dudaba sobre mi decisión el blog se estaba hundiendo de forma definitiva. El número de visitas se había reducido casi a cero y parecía que tendría que cerrarlo. Así que le dije a “en_la_sala_de_mander” mi nick y contraseña. Ese mismo día publicó su segunda caption como si él fuera carmencita sanz. De nuevo me pareció vulgar la temática “una escritora de captions permite ser administrador de su blog a un usuario y este publica como si fuera ella” Me llamó la atención la casualidad entre la temática de sus captions y nuestra situación, pero esto hacía más interesante a “en_la_sala_de_mander” que era capaz de mejorar mi trabajo y además inspirándose en nuestra situación. Esa misma tarde me envío un correo en el que contaba que estaba realizando reformas en la seguridad del blog y que había cambiado la contraseña de “carmencita sanz” A partir de ese momento sólo él podría usar ese Nick y ser administrador del blog. Me pareció una traición e intenté acceder a los servidores SQL del Hosting para deshabilitar los nicks con privilegios en la web, pero no me servía mi clave de acceso. Desesperada me puse en contacto con la empresa de hosting y esta me remitió una nueva contraseña a la dirección de correo acordada. Pero tampoco podía acceder a ese buzón.
No sabía lo que hacer cuando recibí un WhatsApp en el que “Carmen Sanz” me ofrecía publicar en su blog usando el Nick -en_la_sala_de_mander-” y me daba una contraseña alfanumérica con la que podría acceder a su página.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no se moderan los comentarios, salvo que sean maleducados o faltones.
Recuerda que siempre es preferible una crítica negativa pero sencilla que una falsa y halagadora.
Se libre de opinar como quieras y gracias por comentar.