Traducir la página

domingo, 21 de julio de 2019

Una Foto Vieja y Olvidada

Hace años que escribo captions.
Los que me leen saben que uno de mis temas favoritos son los bodyhopper. Me encanta su malignidad y las posibilidades que ofrecen para inventar historias. El detalle de que puedan robar un cuerpo y usarlo para los actos más indignos o simplemente para tener sexo es un aliciente muy sugerente para la imaginación. Por eso les había dedicado muchas de mis historias.
Pero el principal apoyo para una buena caption es una buena imagen, pero es difícil encontrar imágenes que sean llamativas para impresionar al lector.
Normalmente pasaba un par de horas a la semana buscando pics en Google. Conectaba a Google imágenes y escribía “Fotografías frikis”, “niña asustada” o “arte oscuro” y me bastaba para conseguir lo que buscaba. Pero hace un par de años sucedió algo que me desconcertó. Llevaba casi una hora buscando fotos para la historia de bodyhopper y el buscador de Google no me ofrecía ningún resultado que me satisficiera. Entonces decidí hacer una búsqueda directa, algo que nunca había hecho. Simplemente escribí “fotos de bodyhopper” en Google imágenes y ver lo que salía. Tras la búsqueda, los primeros 4 ó 5 resultados eran caps de blogs en inglés, nada especial y nada que me interesara, pero el sexto resultado hizo que me diera un vuelco el corazón.
Era una imagen mía, de Carmen Sanz, acompañada por una pareja de gemelos gigantescos con gafas negras. No recuerdo haberme tomado nunca esa foto y tampoco conozco a esos gemelos, ni el sitio en que debió ser tomada. Comprobé que la foto no era un montaje por el tamaño y la luminosidad de los pixeles y porque en ella estoy vestida con ropas que aún poseo, lo único que desentonaba era el cinturón porque jamás he tenido uno de ese color.
Intenté abrir el link de la imagen, pero me llevaba a una página cerrada y a un resultado 404, de página cerrada o desconocida.
Presenté una queja a Google por el uso de mi imagen sin mi permiso y una semana después desapareció la foto de los resultados del buscador. Desconozco si fue por mi queja o simplemente porque las arañas de Google dejaron de indexar la página.
El caso es que me olvidé del tema hasta el pasado jueves, cuando recogí mi correo de papel. Dentro del buzón había un sobre marrón con sello de Rusia y sin dirección de remite. Lo abrí y la sorpresa hizo que abriera la boca de sorpresa. En el interior del sobre estaba la foto que retiraron de Google pero en bastante mal estado por el paso del tiempo y en el dorso alguien había escrito: “Carmen te sigo echando de menos, fueron los días más maravillosos de mi vida.  Nunca Olvidaré ese mes de Abril de 2016”
No tenía ningún recuerdo de Abril de 2016, así que le pregunté a mi madre si recordaba algo. Ella me miró con la cara triste y me dijo que ese mes fue cuando me escapé de casa y estuve una semana perdida.
Puedo jurar que no sé nada de mi fuga. Soy una muchacha obediente y jamás haría eso a mis padres. Pero cada vez que miro la foto siento como un escalofrío me recorre la espalda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no se moderan los comentarios, salvo que sean maleducados o faltones.
Recuerda que siempre es preferible una crítica negativa pero sencilla que una falsa y halagadora.
Se libre de opinar como quieras y gracias por comentar.