Traducir la página

miércoles, 19 de junio de 2019

La Escritora de Captions - 2ª Parte de 3

He recibido bastantes críticas en las que me dicen que la caption de la primera parte no era clara, que estaba mal planteada o que no se estaba claro el final. Tengo que admitir que tienen razón los que opimnan así. Y he decidido crear dos captions más para intentar aclarar mi planteamiento o para liarla del todo. Esta es la segunda caption de 3



Ya sabía como terminaba la serie y no me gustaba. No iba a publicar esa caption y no iba a permitir que me robara mi vida y mi cuerpo. Intenté correr a casa, pero noté que me costaba cada vez más trabajo desplazarme, el corazón palpitaba alocadamente y me sentía muy cansada. Cuando llegué a casa no pude abrir la puerta, la llave no entraba en la cerradura. Pero de repente se abrió y allí estaba mi cuerpo que había llegado antes que yo. Me miraba con cara de enfado y tocándose los pechos me dijo: “Ahora, este no es tu cuerpo, tampoco es tu vida y esta tampoco es tu casa. Vuelve por donde viniste y acepta quien eres ahora” Me cerró violentamente la puerta en la cara y supe que no tenía nada que hacer. Arrastrando los pies por el cansancio volví al apartamento del “Cambiador de Cuerpos”, y sorprendentemente la llave encajaba en la cerradura. Abrí la puerta y entré. Era un sitio pequeño, apenas tenía una cama, un lavabo con espejo, un retrete inmundo y un ordenador que debía ser donde el bodyhopper hizo la serie de caps. Me miré en el espejo y vi la cara de un tipo de cuarentaymuchos años. Esa/e era yo y debía aceptarlo.
Durante meses espié mi antiguo blog, la nueva Carmen Sanz había cambiado las contraseñas de acceso e intentaba mantener su éxito. Los primeros días, el ladrón de mi cuerpo había publicado buenas caps, pero cada vez eran peores y llevaba una semana sin publicar nada. De nuevo estaban bajando las visitas y el posicionamiento web. Y yo sabía lo que pasaba, el talento para escribir caps lo tenía mi nuevo cuerpo, el “cambiador” era incapaz de mantener la página siendo Carmen Sanz. Yo había sido Carmen Sanz y sabía que estaría desesperada buscando una buena idea para hacer caps. Y esa era mi oportunidad, ahora tenía el talento natural para hacerlas e iba a copiar la estrategia del cambiador para volver a mi cuerpo.
Hice una cap sobre “Un bodyhopper que cambiaba de cuerpos con una escritora de caps y en su nueva personalidad era incapaz de escribir nuevas caps y se limitaba a publicar las que le enviaba la antigua dueña de su nuevo cuerpo” Se la envié al bodyhopper y le anuncié que era la primera de una serie de 4. Como esperaba la publicó y fue un completo éxito. El blog nunca había tenido tantas vistas. Sabía que “Carmen Sanz” era incapaz de escribir la continuación y tras esperar una semana le envié la segunda de la serie: “Esta vez el bodyhpper echaba de menos su creatividad y pactaba con la antigua escritora un cambio de cuerpos temporal para que ella terminara la serie” Y de nuevo la publicó. Mientras tato, el ladrón de mi cuerpo había sido incapaz de publicar una sola caption en dos semanas. Así que la hice esperar otra semana para enviar la tercera. “La escritora de caps ha conseguido recuperar su antiguo cuerpo, aunque de forma temporal y le dice al bodyhopper que <su antiguo cuerpo> es el único que tiene talento y que si quiere volver a escribir y hacerlo bien deberá retornar a su antiguo ser” La envié y “Carmen Sanz” no tardó ni 5 minutos en publicarla. Seguramente estaba desesperada esperando que se la remitiera.  Y entonces decidí seguir su misma estrategia para forzarlo a devolverme mi cuerpo. Le escribí un correo en el que le explicaba: “Que esta era la última caption que iba a hacer yo y que el final de la serie debería escribirlo ella” Sabía que era imposible que la hiciera. Su nuevo cuerpo no tenía talento, era incapaz de continuarla se había comprometido con los lectores a una serie de 4, y no podía dejarlos insatisfechos. Me imaginaba que volvería a cambiar de cuerpo conmigo, yo volvería a ser Carmen Sanz y él en su antiguo cuerpo escribiría la caption y luego buscaría uno nuevo con mayores capacidades literarias.
Así que esperé tranquilamente otra semana. Cada día que pasaba visitaba el blog y observaba complacida como la creatividad de “Carmen Sanz” era nula. No había nuevas captions y el blog se mantenía operativo por la curiosidad de ver como terminaba la serie que yo había comenzado.
Por fin llegó el séptimo día, el de la publicación de la última caption de la serie y el bodyhopper aún no se había puesto en contacto conmigo. Extrañada abrí el blog y me llevé la sorpresa de que allí estaba publicada la caption que terminaba la serie: “El bodyhopper no aceptaba el chantaje y no quería abandonar su nuevo cuerpo. Y dado que tiene poder para robar cuerpos, también tiene poder para robar talentos. Y había decidido robar el talento de su antiguo cuerpo y tomar medidas para que la antigua escritora de caps nunca más la molestara” me dio un vuelco el corazón, me temí lo peor. Intenté escribir algo original, pero no podía. Había perdido mi imaginación y mi creatividad y había algo peor ¿Qué medidas iba a tomar el bodyhopper contra mi?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no se moderan los comentarios, salvo que sean maleducados o faltones.
Recuerda que siempre es preferible una crítica negativa pero sencilla que una falsa y halagadora.
Se libre de opinar como quieras y gracias por comentar.