Traducir la página

miércoles, 10 de abril de 2019

Mejorando mi Vida 3ª PARTE (3 de 3)







11
El paseo fue maravilloso. Paris es una ciudad romántica con unas tiendas sensacionales y Ios parisinos se paraban y giraban su cabeza cada vez que Karolina pasaba a su lado. Ella paró y visitó en las más selectas tiendas dónde era tratada personalmente por la directora dela misma y dónde pudo probarse y comprar los mejores trabajos delos mejores diseñadores. En apenas unas horas karoIina había gastado más de 8000€ en zapatos y ropa que pago con las visas oro de Kurkova.
La antigua Carmen pensaba que esta era la vida para la que había nacido y que mataría a quien hiciera falta para que nadie pensara siquiera en quitársela.
12
Habían pasado ya 4 meses desde que Carmen y yo habíamos cambiado cuerpos. Tengo que admitir que no lo había pasado mal, me había sentido feliz siendo la madre de dos preciosos niños, pero la vida era dura, tenía poco dinero y a veces echaba de menos el lujo y la belleza que me había dado el cuerpo de Karolina Kurkova. Así que me decidía llamarla por teléfono, por fortuna Karolina aún conservaba el mismo móvil que yo había usado meses antes.
Cuando kurkova respondió al teléfono reconoció inmediatamente mi voz. "Eres Carmen, lo único bello que tienes es la voz ¿ Qué quieres?"
Simplemente saludarte, decirte que tus hijos están bien y pedirte que me permitas pasar una semana en el cuerpo de Karolina para ir a saludar a algunas amigas más a las que ahora echo de menos y que con este cuerpo no me reconocerían."
En el auricular escuché a kurkova respirar fuerte, como intentando resistir la ira. "Ese es tu cuerpo y esa es tu vida. Mi cuerpo y mi vida es la de una modelo internacional y no la voy a compartir con donnadies como tú" me dijo e inmediatamente colgó.
13
De Kurkova podía esperarme cualquier cosa. Pero después de haberle regalado el mejor cuerpo del planeta y una vida de lujo me esperaba al menos un poco de atención y un mínimo de comprensión. Sin embargo, sólo había recibido menosprecio y olvido hacia los que habían sido sus hijos. Ahora si que no podía hacer esperar mi venganza, y sólo había una persona que podía ayudarme a conseguir mis objetivos, esa persona era la auténtica y genuina Karolina Kurkova que ahora habitaba mi antiguo y primario cuerpo.
Así que me peiné un poco el pelo y marché al que había sido mi piso.
Cuando Carlos abrió la puerta lo encontré muy cambiado. Se había pintado el pelo de rubio, quizás para parecerse a su antiguo color, y notaba que llevaba rímel y algo de carmín en los labios. Parecía un travesti barato y daba bastante pena y además estaba acompañado de un hombre obeso que debería ser su amante homosexual. Aunque en este cuerpo era la esposa de ella me presenté. "Hola, no soy Carmen, soy el auténtico Carlos y vengo a cumplir mi promesa de indicarte como volver a tu real cuerpo" Su novio y él me miraron sorprendidos y sin perder tiempo les expliqué mi plan de venganza.
14
La nueva Kurkova seguía disfrutando la vida. Iba de fiesta en fiesta, de celebración en celebración, siendo siempre el centro de atención y la estrella de todas Ias recepciones. Y esa era nuestra única oportunidad de conseguir nuestros objetivos.
Así que reuniendo todo mi valor conseguí colarme en una fiesta al estilo de los años 20 en la que ella participaba y era homenajeada. Cuando vio entrar a su antiguo cuerpo se puso muy nerviosa y pidió a los guardias de seguridad que me detuvieran. Una vez fui agarrada por dos gorilas a sus órdenes la llamé a gritos. Karolina no pudo resistir Ia tentación y se acercó a reírse de mi destino. “No me gusta la bazofia humana" me dijo “pediré al Juez una orden para que te ingresen en un centro siquiátrico por acoso, nunca más me molestarás" Entonces le pregunté Ia hora. "Son Ias 10 en punto de la noche, Ia hora de tu fin", respondió sin pensar. "No, es la hora del tuyo" |e respondí y zafándome de los gorilas Ia agarré del brazo. Yo le había dado a Juan, el novio de Carlos, la copia de la llave del piso de residencia de Karolina. Carlos debía robarlo y precisamente a las 10 en punto de Ia noche Ia antigua Kurkova deberia estar recitando e| encantamiento con el libro en sus manos. Yo, como antigua usuaria del encantamiento debería estar tocando a| cuerpo a poseer y cerrando el círculo para que Ia antigua Kurkova volviera a controlar su antiguo cuerpo.
15
A pesar de que los gorilas me habían sacado a la fuerza. Yo sabía que todo había salido bien. No sólo no había sido llevada ante el Juez o a un centro siquiátrico, sino que además me habían conducido al hotel que habíamos convenido Carlos, Karolina y yo. Pasados dos días después debía esperar a la hora convenida en que vendría a visitarme la auténtica Kurkova para darme algo de dinero y quedar como amigos paraç siempre. Cuando llegó la hora, y tal como estaba convenido sonó el timbre, abril' la puerta y ante mi estaba la bellísima Karolina Kurkova. Me entregó un sobre con 60000 € y prometió hacerme llegar cada año 30000 más. Sin embargo, me previno contra el actual dueño de mi cuerpo originario. No temía que me hiciera daño, simplemente no quería que hablara con él. Eso me parecía muy extraño. Y mis dudas aumentaron conforme seguía hablando con ella. Así que le hice la pregunta que me atormentaba: "Tú no eres la real Karolina, ¿Verdad? ¿Quién eres tú?" Kurkova se puso seria y mirándome a los ojos me dijo: "Yo soy Juan y era el amante de Carlos, el homosexual al que encargaste robar el libro. Y lo he usado para mí. Lo hice como habías convenido con Karolina pero siendo yo el que recitaba el encantamiento de cambio de cuerpos" No intentes seguirme, ni robarme el libro, sé todo lo que tú sabes y he escondido el libro en un lugar seguro e inencontrable" Si te portas bien te seguirá llegando el dinero. Karolina ha aceptado la situación y ha aceptado por eso también llegará dinero para ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no se moderan los comentarios, salvo que sean maleducados o faltones.
Recuerda que siempre es preferible una crítica negativa pero sencilla que una falsa y halagadora.
Se libre de opinar como quieras y gracias por comentar.