Traducir la página

miércoles, 10 de abril de 2019

Mejorando mi Vida 2ª PARTE (2 de 3)







6
Carmen siempre había vivido acomplejada por no ser guapa, era bajita y además nació en una familia que no podía permitirse comprar vestidos caros u operaciones que disimularan sus taras físicas. Y ahora de repente había conseguido lo que había deseado toda su vida. Y también me daba cuenta, de que había conseguido un cerebro privilegiado. Desde que estaba en el cuerpo de Carmen notaba que me costaba más trabajo pensar y reflexionar sobre lo que estaba pasando. Y sin embargo veía en los ojos de Karolina una chispa de inteligencia que nunca tuvo Carmen.  Aprovechando su supremacía física e intelectual en pocos minutos me había sonsacado hasta los más mínimos detalles de la vida de Kurkova. Pero a pesar de todo nunca llegó a sospechar que era su exmarido el que le había ofrecido tan maravilloso cambio. Ya teníamos los dos lo que queríamos, ella tenía el cuerpo que todas las mujeres envidian y yo era ahora la madre de unos hijos de los que también era padre.
"Has hecho un trato pésimo y lo sabes, ahora debo marcharme para disfrutar de mi cuerpo de 25 años y de una vida de lujo. Espero que disfrutes tú también trabajando como una ama de casa soltera" fue lo último que me dijo. Y sin siquiera despedirse cruzó la puerta y se fue. La vi salir del hotel sonriendo en el que era seguro el día más feliz de su vida.
7
Cuando Carmen llegó al piso propiedad de Kurkova en plena Avenida de los Campos Elíseos se sentía completamente feliz y satisfecha. Por un momento se acordó de sus dos hijos a los que no volvería a ver pero el dolor le duró solamente unos segundos porque pensó que la antigua Karolina los cuidaría porque era lo que ella quería y que seguro que lo haría mejor que la antigua Carmen.
Carmen estaba encantada, todos los sistemas de seguridad se activaban y desactivaban simplemente con la huella dactilar de sus nuevos dedos o con el sonido de la voz de Karolina Kurkova y esa era ahora su voz. Carmen quería contemplar detenidamente su nuevo cuerpo. Se quitó sus ropas y vistiendo tan sólo un bra ceñido y carísimo se puso delante del espejo para contemplar a un ángel increíblemente bello que la se reflejaba en él.
"Soy Maravillosa, Soy Maravillosa, Soy Maravillosa... Soy perfecta"
8
Carmen se sentía completamente feliz y relajada. sacudía la cabeza mientras pensaba que ya nunca más debería referirse a si misma como Carmen, ahora era karolina y era universalmente conocida como Kurkova. Basta de referirse a sí misma como la insignificante Carmen, ahora era una diosa, una de las Top Models más famosas del mundo. Se terminaron las carencias, las timideces, ahora todo el mundo debería arrodillarse a su paso y admirarla como la diosa que es. La nueva Kurkova se puso a bañarse como queriendo quitarse los últimos recuerdos y olores de su desgraciada vida como Carmen0.
9
Tras ducharse. Karolina llamó a su maquilladora personal que tras peinarla y aplicarle los mejores óleos se marchó dejándola sola delante de una fila de 5 armarios gigantescos de madera. La nueva Ku rkova estaba asombrada, había cientos de vestidos y zapatos diseñados para ella y eso tan sólo en Paris y por lo que ella sabia ahora tenía al menos 6 pisos más en distintas partes del mundo en los que debería haber al menos tantos armarios como en este. Karolina pasó varias horas probándose en las mejores sedas y los mejores diseños y finalmente se sentó relajada vistiendo una ropa casual pero elegante y unos tacones inmensos. Jamás en su vida como Carmen había podido vestir ropa de tanta calidad y jamás en la vida había podido calzar unos zapatos con esos tacones. Ahora lo haría todos los días.
10
Tras un rato de reflexión, Karolina abrió el bolso donde había guardado el libro encantado y lo besó emocionada y después lo apretó contra sus pechos.
"Tú me has hecho feliz, tú me lo has dado todo” repetía extasiada la nueva Karolina Kurkova. Después buscó un lugar seguro donde esconderlo. No quería correr el riesgo de que alguien encontrara tan maravilloso libro y pudiera robarle su nuevo cuerpo. Además le haría falta cuando pasaran 15 ó 20 años y el cuerpo de Karolina no pudiera competir con las nuevas modelos. Entonces tendría que cambiar cuerpo con alguna jovencita que le permitiera mantener su nivel de vida. No podía fiarse de los bancos porque debería tenerlo cerca para cualquier emergencia. Así que decidió guardarlo en una pequeña caja fuerte en su apartamento.
Después se volvió a probar el vestuario de Kurkova y con un traje de chaqueta de cuero y unos pantys estampados blancos salió a pasear y a conocer el mundo a través de los ojos dela mujer más bella del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no se moderan los comentarios, salvo que sean maleducados o faltones.
Recuerda que siempre es preferible una crítica negativa pero sencilla que una falsa y halagadora.
Se libre de opinar como quieras y gracias por comentar.