Traducir la página

viernes, 19 de abril de 2019

La Apuesta


Como sospechaba, Maggie era más guapa que lista. No podía creerme lo fácil que había sido convencerla para hacer apuestas en una serie de partidas.
Comenzamos con una partida inocente de 50 céntimos.  Por supuesto que esa partida la perdí. La siguiente, la revancha por 1 euro la gané. Y la revancha de la revancha por 5 euros. También gané la revancha de la revancha de la revancha por 20€ y así sucesivamente hasta tener 367,34€ de Maggie. Era el dinero que le quedaba para pasar la semana. Así que le hice la oferta por la que había preparado la timba y había trucado los dados.
“Si ganas la siguiente partida te retorno todo tu dinero y además añado 100€, pero si gano yo cambiaremos de cuerpo durante 1 día y me dejarás hacer lo que yo quiera con tu cuerpo. Desesperada por recuperar el dinero de la semana aceptó mi reto.De nuevo gané y le ofrecí la revancha por 2 días, después por una semana y poco rato después estaba ganando partidas en el cuerpo de Maggie y con la tranquilidad de saber  que lo tendría durante un mes entero. Poco después eran 6 meses e hice la oferta final: “te devuelvo todo tu dinero, tu cuerpo y 100000€ si tu ganas y en el caso, improbable de que pierdas,  yo tendré tu cuerpo y tu identidad para siempre, me llamarás Maggie cada vez que me veas y jamás podrás contárselo a nadie”
¿Aceptará?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no se moderan los comentarios, salvo que sean maleducados o faltones.
Recuerda que siempre es preferible una crítica negativa pero sencilla que una falsa y halagadora.
Se libre de opinar como quieras y gracias por comentar.