Traducir la página

miércoles, 10 de abril de 2019

Compañera de por Vida


¡Qué alegría me daba volver a encontrarme con mi novia!

Tras 2 años de noviazgo feliz me había hecho una sorprendente confesión: ¡Soy lesbiana! Me dijo entre lágrimas que me amaba con toda su alma y que deseaba pasar el resto de su vida a mi lado y conmigo. Pero que no podía hacerlo porque con mi sexo no podía satisfacerla.
Yo le pedí que me esperara, que todo iba a cambiar y que por ella estaba dispuesto a hacer cualquier cosa.
Y la hice.
1 año después estaba de vuelta de mi viaje a Suecia y tras meses de operaciones. Ahora era tan mujer como ella, tan femenina como ella, tan guapa como ella y podía ser la novia de ella. Inmediatamente mi novia se lanzó a mis brazos y me besó cómo nunca lo había hecho. Con una intensidad y un entusiasmo incomparable.
Ahora estaba segura de que iba a ser feliz el resto de mi vida al lado de mi mujer, como su esposa y cómo su compañera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog no se moderan los comentarios, salvo que sean maleducados o faltones.
Recuerda que siempre es preferible una crítica negativa pero sencilla que una falsa y halagadora.
Se libre de opinar como quieras y gracias por comentar.